Aprobada la Lay de Cajas

POL BENACH

Parece que el gobierno se pone las pilas por lo que respecta a la regulación del sector bancario. Después de los rescates, y ya no hablamos de los casos en que directivos de bancos han acabado en los juzgados, el Gobierno aprobó ayer el anteproyecto de ley que obligará a las cajas de ahorros de toda España, que se han visto o nacionalizadas o reducidas por los distintos procesos de reestructuración, a volver a su modelo de negocio anterior al de la crisis, de los años noventa. Así pues, el Consejo de Ministros ha aprobado hoy la nueva Ley de Cajas, que pretende profesionalizar la gestión de estas entidades y, además, imponer que las fundaciones sean propietarias de los bancos.

Las principales medidas de reforma de esta ley se basarán, por una parte, en limitar a los cargos políticos no especializados de los órganos de gestión de las cajas de ahorros, es decir profesionalizar éstos órganos para evitar el intrusismo y el control que han ejercido en los últimos veinte años los partidos políticos. Y, por otra parte, se impone que las cajas de ahorros centren su negocio en su Comunidad Autónoma y vuelvan a tener como prioridad del mismo a las pequeñas y medianas empresas y a el pequeño cliente.

Este acuerdo implica por parte española la aprobación de un nuevo marco jurídico para clarificar el papel del sector de cajas de ahorros como accionistas de bancos, el reforzamiento de las normas de buen gobierno corporativo y los requisitos de incompatibilidad tanto en las cajas como en los bancos controlados por ellas.

Respecto de las cajas de ahorros, el Anteproyecto de Ley supone una vuelta a los límites originales de estas instituciones en lo referido a su actividad financiera, que se centrará en el tramo minorista y en su ámbito territorial de actuación. Si se exceden dichos límites, las cajas han de traspasar su actividad financiera a un banco que será participado por una fundación bancaria. Los límites son la vinculación explícita de la actividad financiera de las cajas con los clientes minoristas y las pequeñas y medianas empresas. Es decir, el Gobierno da un paso adelante en lo que supone el control de los bancos y las cajas para que no haya el derroche que ha habido estos últimos años.

Además, las cajas no podrán dedicarse a otras actividades financieras complejas. Y territorial: el ámbito de actuación de las cajas de ahorros no podrá exceder el de una Comunidad Autónoma.

Así pues, el Gobierno empieza a regular, por fin, a uno de los sectores más perjudicados, y a la vez más responsables, de la situación actual en España. Si bien los créditos los pidió la población, la obligación de comprobar si esos créditos se podían pagar era de los bancos.

AsImagen

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s