La nueva política de El Corte Inglés

El Corte Inglés inició un proceso de reducción de precios para atraer clientes. De momento, parece ser que a la empresa le está saliendo bien su apuesta, que se basa en la reducción de un 15% en el precio de 5.000 productos del área de alimentación, droguería y perfumería. Esta estrategia fue puesta en marcha en junio de 2012, y nueve meses después, El Corte Inglés ha ganado 2.000 clientes diarios, que suman un total de 600.000 compradores nuevos.

Vemos que El Corte Inglés es una empresa que piensa en los clientes. Pero estos grandes almacenes no solamente tienen en mente a los compradores: también se piensa en el empleo. El Corte Inglés tuvo, en 2011, un 34,3% menos de beneficios que en 2010. El grupo calificó de forma positiva los resultados, ya que el objetivo era “sacrificar márgenes y beneficio para mantener la actividad, las ventas y el empleo”. Además, se calificó a la gestión de “responsable”, ya que “se rechazó la visión a corto plazo del beneficio y se priorizó que el cliente fuera a la tienda y siguiera comprando, además de seguir siendo rentables y pagando nóminas”. Según la Junta General de Accionistas del grupo, el Corte Inglés tenía, en el cierre del 2011, 99.323 empleados, solamente 2.000 menos que en el año anterior, debido a las prejubilaciones y a los contratos temporales no renovados.

Vemos, por tanto, que El Corte Inglés priorizó el empleo antes que los beneficios. Nosotros lo aplaudimos, pero no todo son rosas en esta empresa. El Corte Inglés también ha participado, pese a sus beneficios, en recortes salariales y en el retroceso de derechos laborales que está tan de moda últimamente.

Anged, la patronal que agrupa empresas de gran distribución (entre ellas El Corte Inglés), propuso a los sindicatos una propuesta de convenio colectivo. Esta proposición supondría recortes salariales de hasta un 20%. Además, habría bajadas de sueldos ligadas a las ventas. Por ejemplo, si las ventas bajaran un 5% respecto a las del 2005, las ganancias de los empleados también bajarían el mismo porcentaje. Esas medidas se aplicarían si los descensos de las ventas fueran del 2% al 5%. Además, habría un aumento de horas laborales, que pasarían de 1.770 a 1826, es decir, los empleados trabajarían más y serían expuestos a los recortes que hemos mencionado anteriormente.

Leyendo este artículo hemos podido comprobar que El Corte Inglés es una empresa que, pese a la crisis, acumula ganancias considerables. Además, gracias a las bajadas de precios, los grandes almacenes han visto como su número de clientes diarios aumentaba muchísimo. Pero a pesar del buen momento en el que se encuentra la empresa, se han producido recortes salariales y han aumentado las horas de trabajo. Hemos alabado que en 2011 se priorizara el empleo, pero también toca hablar de lo malo. Y la verdad es que muchas organizaciones gigantes están aprovechando la crisis para reducir los derechos de los empleados, pese a no necesitarlo.

Gerard Graupera Ponsa

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s