El incierto futuro de Whatsapp

whatsapppp

Fue una revolución desde su nacimiento por allá en 2011. Una aplicación que permitía el envío de mensajes instantáneos sin pagar un céntimo, además del intercambio de videos, fotografías, y archivos de audio sin que el programa pidiese nada a cambio, ni siquiera publicidad. Algo aparentemente imposible, inimaginable; una utopía. Bueno, bonito y  barato que dirían las malas lenguas.

En su corta historia –dos años y medio- , Whatsapp ya cuenta con momentos para el recuerdo. Desde su surgimiento, pasando por el apagón de mayo de 2012 hasta ahora, donde la compañía sopesa cobrar una cantidad anual por utilizar la aplicación. La reacción entre los consumidores no se ha hecho esperar y las compañías y aplicaciones de la competencia se frotan las manos.

Line versus Whatsapp

Una de las aplicaciones que quiere aprovechar la privatización de Whatsapp es Line. Una novedosa plataforma que en un tiempo record ya cuenta con más de 80 millones de usuarios en todo el mundo. La única diferencia entre Whatsapp y Line son los emoticonos que permite utilizar el novedoso programa.

La cantidad anual estipulada a pagar para seguir disfrutando de Whatsapp será de 0.79 céntimos de euro.  Hasta ahora, solo los usuarios de Apple habían pagado por dicha aplicación, y éstos contarán con el programa a perpetuidad. La gran revolución de Whatsapp ha tenido una penetración altísima en la sociedad, más en la española, donde el precio de los SMS es de los más altos de Europa.

El general Whatsapp contra el monopolio telefónico

Las compañías telefónicas han sufrido la llegada del general Whatsapp más de lo que nunca habrían imaginado. Según un estudio de la consultora OVUM, sólo en SMS, el nivel de facturación de las operadoras ha caído un 6%, agravándose la situación en 2011 con un 9% menos.  Estos datos se traducen en 10.400 millones de euros de pérdidas en 2011, aunque estas cifras no hacen referencia a las ganancias en contratación de tarifas de datos.

La sangría no cesará este año, y cada mes que pasa, las pérdidas aumentarán entre las operadoras. Otro dato que nos deja la consultora Ovum son las ganancias que dejarán de ingresar las operadoras de aquí al 2016, que será una cifra aproximada a los 54.000 millones de dólares (41.891 millones de euros). La última intentona a la desesperada por parte de las compañías telefónicas para evitar el desastre es el lanzamiento de un nuevo servicio de mensajería, RCSe, que se presentó en el pasado Mobile World Congress.

Futuro de incógnita

La emigración masiva hacia Line es un hecho palpable, la agresiva campaña publicitaria por parte de la nueva plataforma ya se puede ver en todos los canales nacionales, pero sigue siendo una incógnita cuál será la elección de los usuarios. La realidad es que 0.79 céntimos anuales es una cantidad ínfima por contar con los servicios que proporciona Whatsapp, pero si Line ofrece las mismas características de forma gratuita, todo hace prever que la vigencia y el monopolio en materia de mensajería instantánea del gigante norte americano acabarán pronto.

Se abre la veda a una nueva era. Un nuevo periplo donde no quedará otra que verlas venir y adaptarse a una sociedad convergente que ya se cansó de pagar los excesivos precios que monopolizaban el mercado no hace más de una década. Se acabó la tontería.

Iván Gutiérrez

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s